Kinky

Cuando sobreviene la rutina en la vida sexual, es hora de buscar información al respecto y ponernos creativos.

Juguetes y accesorios sexuales, para salir de la rutina con tu pareja.

Los juegos sexuales en pareja, pueden encender la llama de la pasión y revitalizar una relación, que tendía a la monotonía, sin embargo, no hay que olvidar algunos detalles a tomar en cuenta.

Informarse luego divertirse.

El primer asunto es el cambio, propiamente dicho, que esto representará en su vida sexual, pues muchas de la actividades que se pueden realizar con ayuda de estos juguetes sexuales, no se practicaron previamente o ni siquiera sabían que existían, de igual manera, diversos juguetes sexuales pueden usarse individualmente, pues no se necesitan dos, para poder divertirse.

Así que si no saben en que consiste una actividad o cómo se maneja un artículo, no se avergüencen, pues nadie lo sabe todo. Busquen información que sea fidedigna y verificable al respecto, pues existen muchas mentiras o verdades a medias en este tipo de actividades (No, los videos porno, no son fuentes fidedignas. mucho menos verificables de información para el uso adecuado de juguetes sexuales). Si ya decidieron seguir adelante, deben de tomarlo con calma e ir paso a paso para informarse en que consiste y poder incorporarlo en etapas, dentro de su vida sexual en pareja. Lo peor que pueden hacer es lanzarse de cabeza, comprar y probar todos y cada uno de los artilugios y actividades que se pueden encontrar en la red.

Tiene que ser consensuado.

El siguiente asunto que se debe tomar en cuenta como pareja, muy seriamente, es que deben tener claro, que muchas de estas actividades, pueden incluir cosas o hacer cosas, con las cuales no estén de acuerdo o no están cien por ciento seguros de hacerlas. Esto es resultado del tabú, que rodea al sexo, así como todo el conocimiento y actividades relacionadas con este, de tal manera que todas las actividades, que desconozcan o que no estén absolutamente seguros de realizarlas, sin sentirse incómodos, deben de platicarlas previamente, estableciendo límites y reglas del juego, para que los dos, puedan disfrutarlo realmente.

Los juegos sexuales no siempre son espontáneos.

La clásica escena donde, uno de los dos, con una mirada, de repente se enciende la llama del deseo y no importa dónde se encontraban, todo sale a la perfección, nadie los interrumpe, tienen todo a la mano y son diestros en esas artes, sólo pasa en las películas. Entre la gente común, hay desconocimiento, torpeza, medias verdades, si no es que mentiras descaradas, y muy poca o ninguna habilidad, para estos juegos sexuales. Normalmente, estos tipos de actividades sexuales, requieren de mucha plática, planeación y práctica, por parte de la parejas que quieren practicarlas. Si crees que planear tanto, le quita pasión y animosidad, déjame decirte que es todo lo contrario, pues son todos esos detalles previamente pactados, los que estarán dando vueltas en sus cabezas, alimentando el deseo, pues es mucho más interesante y seductor, el hablar de los detalles del plan, marcar una fecha específica y llevarlo a cabo, paso a paso… que llegar corriendo y darse cuenta que hay que esperar a que se laven los trastos, antes de poder hacer algo.

Además de juguetes y accesorios sexuales, en nuestra web, también puedes encontrar: