Cuarentena en Pareja.

¡Henos aqui! Despertando juntos, todas las mañanas, como cuando se casaron y tuvieron aquella luna de miel.

(Ruido de disco de vinil, rayado por una aguja)

Consejos para la convivencia en pareja, durante la cuarentena.

Por supuesto, el tiempo pasó desde aquella memorable ocasión, ya dejaron de ser unos muchachitos, de extraordinaria vitalidad y vigor. Ahora deben de enfrentarse al hecho de despertar JUNTOS todas la mañanas… y pasar JUNTOS todo el día, por causa de la cuarentena.

No hay necesidad angustiarse, puesto que esta nueva situación, no debería de ser más complicado que el día a día, que tenían antes de verse forzados a estar encerrados. Ya saben, por las mañanas, cada quien salía a su respectivo trabajo y no volvían a verse las caras, hasta la tarde o la noche inclusive. Siendo los días que pasaban más tiempo juntos, eran los fines de semana o las vacaciones.

¿Qué hacer, ahora que tienen que pasar todo el día juntos?

Tómenlo con calma y empiecen por cosas básicas en la convivencia, como respetar el espacio individual, repartiendo espacios de la casa, para que puedan estar aislados, de manera que cuando tu pareja realiza actividades en solitario, como cuando se encuentra trabajando o en videoconferencias, no deberías estar presente o estarle rondando y viceversa.

Aprovecha ese tiempo para hacer las cosas que a ti te gusta hacer, o realizar las cosas que siempre quisiste hacer y por falta de tiempo nunca hiciste. Este es un buen momento para echar andar proyectos.

Habla continuamente con tu pareja, haciendo de ésta práctica, una comunicación asertiva, donde puedan expresar libre y abiertamente, sus emociones y preocupaciones, además de la charla cotidiana, pues es sólo a través de la comunicación, que podrán superar esta etapa.

No hay manera de escapar a la plática o dejarlo para después, pero recuerden, que esto no se trata que el otro, sea el receptáculo de tus quejas (aunque también es válida la queja), pues ambos deben de tener, las mismas oportunidades de hablar y escuchar.

La expresión de afecto, la pueden realizar al compartir un momento específico para ello, y no me refiero al arrumaco (ya llegaremos a esa parte), pues hay otras actividades que pueden compartir juntos, como compartir un café, bailar en la sala, hacer listas de reproducción, mirar fotografías de ustedes dos o un clásico juego de mesa (Aquí te podemos ayudar con juegos pensados para parejas).

Te proponemos el reto. ¿Qué actividades les gustan realizar juntos y que pueden hacer dentro de la casa?

Sean generosos en las tareas y responsabilidades de la casa o apartamento, pues ahora no hay nadie, a quien se le pueda pagar por realizar esas actividades. Así que arremangarse la camisa, asignar horarios, pare esos deberes y repartirse el trabajo, para que la casa quede reluciente.

En realidad no esperemos tanto, de nosotros mismo o de nuestra pareja, pues ninguno de los dos, está preparado para realizar continuamente labores domésticas, de manera que no comiencen a discutir por ello.

Muestren empatía y reconózcanse la disposición por ayudar, aunque en un principio, la casa no quede, ni tan reluciente, ni tan ordenada como imaginaban.

Pero si previamente, alguno de los dos se encargaba de alguna actividad casera y te daba lo mismo, la manera en como se realizaba, este no es el momento para realizar críticas o señalar que haciéndolo de otra manera, será mejor.

Priorización y flexibilidad a la hora de afrontar los diarios retos caseros, pues a final de cuentas, quizá no son tan importantes, como creemos… salvo la higiene. Recuerden que esa es la razón, por la que estamos encerrados.

Respecto de la higiene, habrá que añadirle la imagen que ofrecemos, pues estamos encerrados con nuestra parejas (e hijos, si los tienen), lo último que debemos hacer, es que el desaliño se salga de control y andemos por la casa, cual náufragos en una isla desierta. Que no caiga el ánimo y esfuércense en su aseo personal.

Esto nos lleva directamente al arrumaco, pues oler y parecer náufrago, es lo contrario a excitante o erótico. Siendo que la imagen, es parte de la atracción, entonces habrá que esforzase en resultar atractivos a la pareja, de manera que promovamos ese deseo, manteniendo la limpieza, la higiene y esmerándonos en nuestra vestimenta.

De manera que se puedan organizar “citas” para ustedes, en diferentes lugares de la casa, o poniendo en práctica variaciones en el acto sexual y donde lo hacen (si necesitan de inspiración para ello, o algunos juguetes para salir de la rutina con tu pareja), que siempre deseamos poner en práctica, pero nunca teníamos tiempo para discutirlo. Ahora es su oportunidad.

No olviden mantenerse activos, realizando ejercicio, dentro de sus posibilidades, pues estar en casa, puede resultar contraproducente, en hábitos, ya de por si sedentarios. Así que negocien, cuándo y cómo se puede realizar ejercicio al interior de la casa, de manera que puedan incorporarse o animarse a realizar ejercicio. Críticas, no por favor. Las tareas de la casa, no pasan por ejercicio.

Los periodos de descanso, que sean eso, de descanso y no excusas para desvelarse, viendo series o jugando juegos de video, no son niños a quienes hay que mandar a dormir. Ambos son adultos, con responsabilidades, que saben cuándo y cómo descansar, recuerden que al día siguiente hay que mantenerse activos y de buen humor. Que ver televisión y jugar juegos de video, sean momentos para compartir nuestras aficiones con la pareja.

Foto de Ekaterina Bolovtsova en Pexels

En nuestra web, también puedes encontrar todas estas cosas que necesitas para tu hogar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *