El regalo es proporcional a la culpa

Los hemos visto caminando por la calle, cargando un enorme regalo, o en las tiendas, pidiendo al encargado, “el más caro“. E inevitablemente lo asociamos, acerca de lo que tuvo que hacer, que busca corregirlo, con tales presentes.

El meme.

De hecho, hay un meme, muy cómico que dice: “Has tenido que hacer algo muy gordo”. Seguido de la foto de un sujeto, atravesando un pasillo, cargando un ENORME ramo de rosas rojas y blancas. Podemos pensar que si quien carga, es el que pide disculpas, damos por sentado que lo tiene bien merecido y está expiando su culpa; pero si se trata del mensajero de la florería, menudo asunto tiene, al cargar semejante ramo de flores y entregarlas sin daño, pues el regalo es grande, MUY grande. Para propósitos de la florería, se hace difícil de transportar y entregar, este tipo de arreglos florales, pues siempre terminan siendo una sorpresa, a veces no muy gratas, para quien recibe.

El programa de televisión.

Si tan sólo se tratase de evitar regalos desmedidos, quizá sólo habría que atenerse a regalos caros, que tienden a ser pequeños. Lo que nos lleva a pensar, nuevamente en la culpa que quieren quitarse de encima, al gastar tanto dinero. Al respecto, vimos esa discusión en el programa House M. D., temporada 2, episodio 14, donde el Dr. House le dice al Dr. Wilson, después de comprar una caja de chocolates:

“Gifts express guilt; the more expensive the expression, the deeper the guilt.”

La traducción dice:

“los regalos expresan culpa; cuanto más caros son, más profunda es la culpa”.

A primera vista, puede parecer que tal afirmación, tiene todo el sentido del mundo, pues si realizamos una acción y resulta que ésta, termina haciendo daño a la pareja, inmediatamente, se buscará resarcir el daño, inclusive podemos llegar a pensar, que tenemos experiencias previas e intentamos acomodar esas experiencias previas, para demostrarnos, a nosotros mismos, que es correcto.

¿Todos los regalos caros son por sentir culpa?

Para contrastar estos ejemplos, ponemos en la discusión, un video, donde el muchacho, le regala a la muchacha, un auto deportivo Ferrari, inundado de rosas rojas, que llega en plataforma, y arman toda una parafernalia, para hacer memorable el evento. Por supuesto ¿A quién le molestaría que le regalen un automóvil? Pero no cualquier automóvil, pues estamos hablando de un deportivo, que es aún más caro que el costo promedio de autos, en el mercado. En este ejemplo, el regalo no solamente es grande (pues se hace necesario transportarle con un plataforma y para evitar rodarlo) también es caro, sumamente caro. Del tipo de cosas, que hasta quien tiene dinero, lo piensa dos veces para comprar y más aún regalar.

Podemos inferir que el chico, tiene el dinero necesario y por tanto, está en posibilidades de hacer, tan singular regalo. Por otra parte, la chica del video, es conocida “youtuber”, que muestra autos en su canal de videos. Así que tiene mucho sentido que recibiera de regalo un auto, en su cumpleaños. Pero ¿Qué tan común, es regalar autos que tienen el valor de casas? Pero siguiendo, el tema del post. ¿Qué pecado pretende lavar que necesita de la ayuda de un auto?

grupo de regalos

Si estás buscando regalos para tu pareja, en esta web, también puedes encontrar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *